¿Es posible purificar el agua con Ozono?

Purificar el agua con Ozono

El crecimiento del consumo de agua, unido a la contaminación de los embalses y cursos de agua dulce, obliga a emplear cada vez mayores dosis de desinfectantes para purificar el agua.

El Ozono es un gas compuesto por 3 átomos de oxígeno. Mezclado con el agua es un poderoso desinfectante natural (entre 300 y 3.000 veces más rápido y eficaz que el cloro), utilizado en el mundo para el tratamiento de aguas en grandes poblaciones y a nivel doméstico, y no presenta contraindicación alguna. Mata los microorganismos (incluso los resistentes al cloro), destruye la materia orgánica, mata las algas , elimina el cloro, los agroquímicos y pesticidas, sin dejar residuos.

EQUIPO OZONIZER PARA TRATAMIENTO DE AGUA POR DIFUSIÓN

El agua tratada con ozono, aún cuando haya sido clorada en demasía, se presenta con el sabor original del río, arroyo o pozo donde proviene, sin gusto a cloro, libre de microorganismos, agroquímicos y de materia orgánica. Agua segura. Agua con potencialidad desinfectante. Agua con una serie de virtudes terapéuticas.

Se coloca el agua en un drecipiente y se introduce la piedra difusora al fondo del mismo. Se deja burbujear durante unos 3 a 5 minutos por cada litro de agua.

El agua de bebida, luego del tratamiento se coloca en la heladera y su utiliza normalmente. No hay problemas de exceder ese tiempo de tratamiento; el agua toma el ozono necesario y el sobrante va al ambiente, trabajando como un ozonizador de ambientes.

Ideal para desinfectar frutas y verduras, que llegan al hogar contaminadas por riegos con aguas insanas, abonos, fertilizantes, suciedad, etc. Se colocan en un recipiente con agua y se ozonizan durante 10 a 15 minutos. Así pueden consumirse directamente con total seguridad y se conservan durante más tiempo en el refrigerador al eliminar las bacterias de la superficie, mejorando su sabor, aspecto y presentación.


Ozonizador de Agua