Ozono vs. Cloro – Agua Potable

agua-canilla1

OZONO VS CLORO

El ozono, el desinfectante natural más poderoso que hay en la Tierra.

El crecimiento del consumo de agua, unido a la contaminación de los cursos de agua dulce y embalses, obliga a emplear cada vez mayores dosis de desinfectantes para potabilizar el agua.

Con el aumento del consumo, si no se aumenta paralelamente la capacidad de tratamiento de las plantas potabilizadoras. El desinfectante usado mayoritariamente para la potabilización biológica del agua es el cloro.

Para esto se utilizan altas dosis de cloro, muchas veces 10 veces superiores a las recomendadas por los organismos internacionales como la OMS. La consecuencia es que este alto contenido de cloro forma con la materia orgánica y las algas, productos órgano clorados, que además del sabor a cloro del agua tienen un olor particular que se reconoce como “olor a gamexane”.

El Ozono es un gas compuesto por 3 átomos de oxígeno. Mezclado con el agua es un poderoso desinfectante natural, cada vez más utilizado en el mundo para el tratamiento de aguas en grandes poblaciones y a nivel doméstico, gracias a su gran poder desinfectante (entre 300 y 3.000 veces más rápido y eficaz que el cloro), al tiempo que elimina los olores y sabores desagradables y elimina la turbidéz del agua. En la lucha contra bacterias, virus y hongos, el ozono no encuentra competencia. Mata los microorganismos (incluso los resistentes al cloro), elimina la materia orgánica, agroquímicos y pesticidas, sin dejar residuos.

El mismo elimina al cloro del agua, por su mayor potencial de óxido-reducción. Como consecuencia del tratamiento con ozono, el agua, aún cuando haya sido expuesta a una sobrecloración, se presenta con el sabor original del río o arroyo donde proviene, sin gusto a cloro, libre de microorganismos y de materia orgánica. Agua segura. Agua con potencialidad biocida. Agua con una serie de virtudes terapéuticas.